Aplicación para intervenir un celular Gratis

Si posee la inquietud de saber si existe la posibilidad de intervenir un teléfono celular o móvil, y por ello ha encontrado este artículo, siga leyendo. Las razones para intervenir un teléfono móvil o celular pueden ser muchas, y en este artículo se abordará el tema sobre la base de los tres casos más frecuentes, que podrían motivar dicha empresa:

  • Espiar a una pareja o cónyuge de quien se sospecha que podría estar actuando a espaldas de la otra persona
  • Vigilar a los hijos, niños o adolescentes, en previsión de conocer su ubicación exacta en todo momento, y de saber si contactan o son contactados, por desconocidos.
  • Hacer seguimiento a empleados y subordinados para asegurarse de que cumplen horarios, agendas y rutas previamente establecidas.

También tocamos los aspectos técnicos y logísticos, así como los peligros de utilizar ciertos métodos y aplicaciones que, aunque prometan intervenir teléfonos, al final resultan ser algo completamente distinto, cuando no problemático.

Cabe destacar también la naturaleza meramente informativa del contenido de este artículo. Intervenir y espiar el contenido del teléfono de otras personas, especialmente sin su autorización, puede ser ilegal en algunos países. Por lo que es necesario documentarse responsablemente antes de proceder, cualesquiera de los motivos, como los tres de arriba ya citados.

¿Es posible intervenir un teléfono celular en 2020?

En 2020 es perfectamente posible intervenir un teléfono celular, tener acceso a básicamente toda la información del mismo, conocer su ubicación (mediante su sistema de GPS) e incluso tomar control parcial o total del mismo.

Sin embargo, y aunque muchas personas desean o necesitan intervenir otro teléfono, existe una enorme cantidad de productos gratuitos que prometen realizar esta tarea; pero que bien son engañosos, no funcionan, o incluso poseen virus y su verdadera finalidad es infectar teléfonos en vez de ofrecer una herramienta para la vigilancia o el espionaje de terceros.

Cómo intervenir un Celular sin tener acceso al mismo

Existen dos métodos para intervenir un teléfono móvil sin tener acceso al mismo. Cada uno implica una estrategia diferente, y diferentes opciones de apps, siendo cada una ligeramente distinta de instalar y usar que la otra.

Es importante a destacar es que, mientras no hace falta tener acceso frecuente al dispositivo móvil o celular, es necesario contar con acceso físico al mismo al menos una vez, para así poder instalar la app o servicio que escojamos. Después de esto, no hace falta tener acceso al celular nunca más, pues la información será transmitida y almacenada remotamente.

Método 1: Keylogger

Un keylogger o grabador de teclas, es una aplicación que, instalada en un móvil, graba todas las pulsaciones de teclas hechas en el mismo, y las almacena en algún lugar. Generalmente, en un archivo cifrado en el mismo teléfono, o en algún lugar fuera del mismo, como podría ser una ubicación remota.

Vale la pena decir que si no tenemos acceso al dispositivo, el keylogger escogido debe obligatoriamente ser capaz de almacenar las pulsaciones a una ubicación remota (donde este celular no tenga acceso, por supuesto)

La gran desventaja de este método radica en que sólo podemos ver las pulsaciones de teclas del teléfono intervenido. Sería útil para saber contraseñas, y saber lo que escribe una persona, pero tendríamos poco o ningún contexto sobre en dónde y para quién se escribe.

Método 2: App espía

A diferencia de las anteriores, las apps espías son mucho más completas, poseen más funcionalidades (incluso la de keylogger) como un sólo servicio integrado. Su objetivo principal es el de monitorear teléfonos en donde dicha app esté instalada, y presentarla de manera organizada para la persona interesada; bien sea a través de una app especial, o mediante un panel web accesible a través de la misma empresa que ofrece la app espía.

Habiendo probado y analizado diversas apps espías bien valoradas por consumidores a través de los app marketplaces (y sobre las cuales ya se ha escrito en otros artículos de este sitio web), sin duda alguna mSpy es una de las más adecuadas para la tarea de intervenir un teléfono remotamente.

Entre sus muchas funcionalidades, mSpy es capaz de:

  • Llevar registros detallados de llamadas y SMS
  • Acceder a la memoria del celular intervenido, como a imágenes, audios y vídeos
  • Revisar la actividad del usuario en las principales apps de mensajería y de redes sociales (más de 30 apps en lo que va de 2020) incluyendo los archivos compartidos
  • Revisar el historial del navegador web
  • Conocer la ubicación exacta del aparato mediante

→ Visita mSpy.com.es

… o leer revision completa de mSpy

Intervenir un Celular en base a su número: ¿Realmente funciona?

Solamente el operador de telefonía móvil es capaz de tener registros de: Llamadas a números, SMS e historial de navegación o conexión por datos a distintos servicios (en su mayoría, conexiones hechas por las distintas apps del teléfono.)

Fuera de lo anterior, no existe una forma directa y efectiva de intervenir un Celular o Móvil solamente por el número. Ciertamente, distintas apps gratuitas en el mercado lo publicitan, mas usualmente resultan ser inútiles o incluso, instalan malware o extensiones maliciosas en el navegador.

Cómo saber si alguien ha intervenido su teléfono celular

Las apps espías de buena calidad nunca muestran rastros evidentes de funcionamiento una vez instaladas. En primer lugar, casi todas se disfrazan como un servicio más del Sistema Operativo y actúan de forma discreta, registrando diversas actividades para las que han sido programadas y además, por lo general transmiten la mayor parte de la información hacia una ubicación remota (normalmente un servidor centralizado) en momentos cuando el dispositivo no está en uso.

Por lo anterior, es realmente difícil saber a primera vista su teléfono celular ha sido intervenido. Sin embargo, existen una serie de elementos que podrían dar pistas sobre si dispositivo podría estar intervenido, y considerarlo así sospechoso.

En primer lugar, deberían existir motivos y se han dado las circunstancias para intervenir un dispositivo:

  • cabe dentro de los tres grupos de casos descritos al principio de este artículo
  • El dispositivo en cuestión se lo regaló dicha persona, o estuvo en manos de la misma (y fuera de su alcance) por un lapso lo suficientemente largo como para instalar una app a sus espaldas (durante horas, o días)

Si sólo una, o ninguna de las premisas anteriores fueran ciertas, resulta poco probable que un dispositivo esté siendo intervenido. Pero si ambas premisas fueran ciertas (o al menos tiene sospechas con la segunda), entonces cabe una posibilidad remota de que así fuera.

Sin importar la calidad y la discreción de las apps espías, éstas indistintamente utilizan los recursos del sistema, los gadgets y la conexión a internet del mismo, por lo tanto, un teléfono intervenido obligatoriamente presentaría uno o varios de los siguientes síntomas, ya sea continua u ocasionalmente:

  • Consume mucha más batería, CPU, memoria y ancho de banda, y responde más lentamente de lo habitual
  • De igual forma, se siente caliente al tacto, como si estuviera siendo usando intensivamente.
  • Funcionalidades como GPS, Wi-Fi, datos, entre otras parecen activarse y desactivarse aleatoriamente
  • Aparecen llamadas y mensajes que Ud. nunca hizo, o recibió. Lo mismo que pueden desaparecer del registro (sin haberlas borrado manualmente)
  • Se escucha al lente de la cámara activarse mientras que la cámara no está en uso.
  • El espacio libre varía apreciablemente en el transcurso del día. Muy especialmente cuando no está conectado a Internet.

Habiéndose cumplido la mayoría o todas las condiciones mencionadas en los dos grupos de premisas (motivos y síntomas), y si luego de haber hecho una limpieza y optimizado la configuración del aparato los síntomas persisten; entonces sí cabe una posibilidad de que su celular podría estar siendo intervenido remotamente.

Conclusión:

Queda claro que la posibilidad de intervención y espionaje de celulares es una realidad en 2020; siendo también posible hacerlo de forma remota, como desde otro celular y además, de forma sigilosa. Para finalizar, cabe destacar un par de puntos importantes:

Intervenir un teléfono celular no es un acto ilegal en sí, en la mayoría de los países del mundo, sin embargo, hacerlo en uno que no sea de nuestra propiedad sí que podría ser ilegal en varios países, y hacerlo a espaldas del propietario también podría serlo, en cualquiera de los dos casos. Es necesario documentarse primero para conocer los límites impuestos por las leyes de cada país o países, pues las apps espía traspasan esta barrera fácilmente.

Alrededor del 90% de las apps que prometen lo anteriormente expuesto en este artículo, como intervenir un celular sin tener acceso a él, y gratis; son potencialmente peligrosas. ¡Cuidado! La gran mayoría no sólo no funcionan, sino que además suelen contener adware en el mejor de los casos, y en el peor, el riesgo potencial del robo de identidad tanto para el espiado como para el que espía.

Se espera que la lectura haya sido informativa. Ante cualquier duda, por favor deje sus inquietudes y comentarios abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *