Existen muchas apps espías engañosas en el mercado. Por tanto, debes considerar unos aspectos importantes a la hora de adquirir un servicio como este.

¿Qué se busca en la mejor app de espionaje?

  • Ser indetectable: ¿cómo saber que puede pasar desapercibido? Hay dos indicios de que están ante un software de dudosa calidad. Uno de ellos es que consume un gran excedente de datos móviles. El segundo es el gasto notable de la batería. Si se trata de un usuario avisado, podría llegar a la conclusión de que lo estás espiando.
  • Rápida instalación: recuerda que debes descargar el software de forma directa en el móvil del objetivo. Por ende, es preciso asegurarse de que puedas hacerlo en menos de 10 minutos. Con un tiempo mayor a este correrás el riesgo de ser descubierto.
  • Acceso completo: debes buscar un servicio que te permita entrar en cada rincón del móvil. Muchas personas descargan aplicaciones para resguardar información. Tu software tiene que ser capaz de saltar estas restricciones.
  • Bloqueos remotos: uno de los puntos fuertes es que tengas la posibilidad de hacer bloqueos de contenido o personas cuando lo desees. Esto se aplica con especial atención a las aplicaciones de control parental.

Precios, compatibilidad, características generales

En cuanto a los precios, las aplicaciones de espionaje presentan un panorama de opciones muy flexible. Cada una de las compañías tiene una línea de productos para las diversas clases de clientes que puedan solicitar sus servicios.

Mientras tanto, con una membresía premium podrías pagar hasta unos 20 dólares mensuales. Sin embargo, hay una gama de softwares bastante avanzada que suele utilizarse para vigilancia empresarial. Estos están valorados entre los 40 y 50 dólares como mensualidad. Además, incluyen acceso a diferentes dispositivos.

Por esta razón, debes saber de antemano cuál es tu finalidad a la hora de adquirir el servicio. Cerciórate de no pagar características premium que son inútiles para ti.

Las apps espías deben estar disponibles para cualquier sistema operativo. No importa si utilizas Windows, iOS o Android, siempre habrá un software compatible con tu dispositivo. Algunos tienen ciertas restricciones, pero es cuestión de encontrar el indicado. El mercado tiene alternativas para todos los sistemas existentes.

Fáciles de instalar y calidad garantizada

Las apps de espionaje están diseñadas a partir de una infraestructura compleja, pero de descarga e instalación sencilla. No es muy diferente al procedimiento que ejecutarías al adquirir una aplicación de la Play Store o App Store. Aquí te explicamos de forma breve lo que debes hacer para disfrutar de esta aplicación.

  1. En caso de que los descargues desde un móvil, obviamente, deberás descargar la app, seguidamente crearte un usuario.
  2. Si inicias el proceso desde un ordenador, una vez que hayas comprado la membresía dentro del portal, te enviarán un link que te permitirá descargar la app en el teléfono móvil o dispositivo electrónico que deseas vigilar.
  3. Luego de hacer este paso, le das clic a “instalar”, lo cual te tomará unos 5 minutos.
  4. El siguiente paso será acceder al panel de control desde tu computador, tableta o móvil, donde se irán almacenando los registros recogidos instantáneamente.

Es así de simple como lo acabamos de explicar. Además, nadie se enterará de que estás espiando el dispositivo. Estos softwares están programados para guardarse en lugares donde no pueden ser detectados. Aunado a ello, busca que las políticas de esta compañía protejan tu identidad mediante políticas de estricta privacidad, la cual les impide suministrar datos de sus clientes.